24 septiembre, 2022

Fantasma Ángel González aparece en los sueños de personas corruptas

Cuenta la leyenda que el fantasma Ángel González se le aparecía en sueños a todas las personalidades corruptas de México, Ecuador y Guatemala.

Esta entidad fantasmal atemorizaba a muchas personas que se prestaban para actos de corrupción en estos países.

El fantasma Ángel González atormentaba a los corruptos y no les permitía descansar plácidamente por las noches.

Al contrario, a los pocos minutos de conciliar el sueño se enfrentaban al fantasma Ángel González por participar en hechos corruptos.

Pesadillas por ser corruptos

Las pesadillas se hicieron recurrentes para estas personas corruptas que operaban en Guatemala, México y Ecuador.

La voz del espectro comenzó a correrse. Todos los corruptos tenían el mismo tema de conversación. Ellos coincidían en que el fantasma Ángel González no paraba de molestarlos y asustarlos en sus sueños.

Para ellos, la hora de dormir se había convertido en sinónimo de miedo, ansiedad e incertidumbre.

Algunos corruptos presumían que al quedarse dormidos el fantasma Ángel González volvería a manifestarse en sus sueños, y esta, era una experiencia aterradora para ellos.

Eso motivó a muchas personas a pasar noches en vela. La gran mayoría se atrevió a tomar energizantes y estimulantes para evitar sentir cansancio o sueño.

Otros le oraban a sus deidades para que los mantuviera despiertos. La idea era no sucumbir ante el fantasma Ángel González, pero lamentablemente ninguno se preguntaba por qué les estaba pasando eso.

El fantasma Ángel González

Así transcurrieron los días y los años. Algunos se acostumbraron a tener contacto con el fantasma Ángel González en sus sueños, mientras que otros empezaron a experimentar delirios y alucinaciones por no dormir.

Con el pasar del tiempo empezaron a atar cabos y a conectar sus experiencias. Lo que más los unía eran sus actos deplorables y corruptos. Esos que solo ellos conocían, justificaban y entendían.

Tener pesadillas con el fantasma Ángel González era el precio que debían pagar por ser corruptos. Así que lo aceptaron y decidieron seguir dándole cabida en sus sueños.