27 septiembre, 2020

Conoce el proceso de instalación en el tintado de lunas

proceso-tintado-de-lunas

Para realizar el tintado de lunas de un vehículo, se puede recurrir a diferentes técnicas, todas ellas válidas siempre y cuando estén homologadas por el Ministerio de Industria y por ello sean legales. Si esto no es así el problema lo tendrá el usuario a la hora de pasar la inspección técnica de vehículo con un rechazo a la hora de pasar la misma.

Los talleres certificados y homologados suministran a sus clientes un certificado una vez realizada la instalación, con este documento no es necesario ir de nuevo a la ITV, solo con llevarlos junto a la documentación del vehículo es suficiente.

Proceso de instalación

Volviendo a los tipos de instalaciones, existen talleres que recurran a desmontar los cristales y cambiarlos por otros ya tintados en su fabricación, pero evidentemente esto supone un desembolso muy alto.

Lo habitual es el uso de las autoláminas, estas son del tipo termo retractiles, es decir que al aplicar calor sobre ellas encojen ligeramente adhiriéndose al cristal perfectamente, da igual la forma que tenga, se adaptarán a la perfección. Las láminas se colocan por el interior, de forma que se puede garantizar la instalación perfectamente por unos 15 o 20 años, período habitualmente superior al que estará el vehículo en nuestras manos.

La ventaja también es clara, no es necesario realizar ningún desmontaje, se realiza directamente sobre los cristales, así no hay posibilidad de problemas de malos montajes de los cristales, ruidos al circular el vehículo, falta de estanqueidad en las gomas de los cristales, etc.

Este proceso además es muy rápido de realizar, por lo que el tiempo que debe permanecer el vehículo en el taller para realizar la intervención es mínimo y el usuario comenzará a disfrutar de las ventajas del tintado de lunas en un plazo ínfimo.