27 septiembre, 2020

Con un aumento esperado en la actividad petrolera aparece un problema familiar: encontrar trabajadores calificados

Con un aumento esperado en la actividad petrolera en el 2017, las compañías de servicios de campos petroleros están teniendo dificultades para encontrar trabajadores calificados para operar las plataformas establecidas en yardas industriales por más de un año.

Las compañías de energía han estado incrementando sus planes de gastos capitales con la subida de los precios del petróleo. El analista de CIBC, Jon Morrison, dijo que espera que los gastos de capital en la industria aumenten un 40 por ciento en 2017 comparado con los niveles de 2016.

Pero el optimismo prudente sentido en zona petrolera viene con una dificultad familiar: Encontrar trabajadores que consigan completar y taladrar los posos.

El sector de servicios de campos petroleros despidió cerca de 50.000 trabajadores desde mitades del 2014, de acuerdo con la Asociación de Servicios Petroleros de Canadá.

Durante este tiempo, las compañías han estado operando con escases de trabajadores, típicamente reteniendo sólo a sus mejores o más calificados trabajadores. Como resultado, muchas compañías están teniendo dificultades para volver a llenar el modesto número de posiciones disponibles requeridas.

“La disponibilidad de mano de obra calificada será el mayor punto de presión en la industria,” dijo Morrison.

Las compañías de grandes servicios como Precision Drilling Corp. ya entraron en modo de contratación, pero encontrar a la gente indicada ha sido complicado. Mientras buscan llenar sus equipos de perforación para el primer cuarto de 2017, Morrison dice que las 15 compañías de servicios canadiense que sigue han logrado llenar sólo un tercio de las posiciones requeridas hasta ahora.

Con los precios del petróleo superando en las semanas recientes el umbral de los 50 $, la situación de llenar las posiciones vacantes se vuelve más importante. “La disponibilidad de mano de obra, especialmente durante una recesión, nunca es un problema tan grande,” dijo Morrison. “Es la disponibilidad de mano de obra calificada.”

Preocupaciones similares surgieron en los Estados Unidos, donde las compañías de servicio de campos petroleros como Schlumberger han dicho que el aumento gradual de la actividad pondrá una seria tensión en su fuerza de trabajo.

Estas bajas en mano de obra tendrán un efecto en cadena en la eficiencia de perforación. Productores no convencionales de petróleo y gas han conseguido costos mucho más bajos principalmente por disminuir los tiempos de perforación y utilizando tecnologías con propósito específico para completar los posos.

Pero debido a que la mano de obra en las plataformas de perforación ha sido reducida para incluir sólo a los trabajadores más rápidos y experimentados, la expansión de la mano de obra pondrá un freno en esas ganancias.

“Si observas una plataforma de perforación, la capacidad y experiencia del equipo es un factor gigante en lo que es la eficiencia de esa plataforma, y cuán fluido andarán las cosas,” dijo Stephen Kallir, un analista de Wood Mackenzie en Calgary.

Él dijo que la falta de mano de obra calificada probablemente se filtrará en las estructuras de costos de las compañías. Los productores, por su parte, han afirmado que la subida de los precios de materia prima no llevará a una rápida inflación en costos, como ha sido el caso en ciclos pasados.

“Hay potencial para un poco de fluencia de costos al igual que hay más actividad, no habrá una gran cantidad de equipos en plataforma tanto en el lado de perforaciones, como en terminaciones,” dijo Kallir.

El desafío de las compañías de servicio es cómo atraerán personas de vuelta a la industria después de una de las purgas más profundas de mano de obra en la historia del país en el sector del gas y servicios petroleros. Muchas personas han dejado la industria por ocupaciones más estables, dijo Kallir, o ya se han mudado de Alberta y Saskatchewan al persistir la derrota petrolera.

“Para muchas de estas personas, la espera les hará decir ‘suficiente, trabajaré en otra industria.’ Así que se pierde toda la experiencia.”

A pesar de la un poco más alta inversión en 2017, la industria se está preparando para sólo un crecimiento modesto de actividad general.

El analista dice que mientras que los precios están los suficientemente altos para calmar las preocupaciones de las productoras de menor costo, requerirán precios mucho más altos antes de atraer inversiones de capital significativas.

También hay preocupaciones persistentes sobre otra caída de precios si la OPEP y otros miembros no pertenecientes no cumplen las cuotas de producción establecidas para Enero de 2017.

TD Economists prevé que las tasas de desempleo incrementarán en Alberta (a un 8,4 por ciento) y Newfoundland y Labrador (a 13.9 por ciento) el año entrante, mientras en Saskatchewan se mantienen en un 6.3 por ciento. Se espera una pequeña recuperación en el mercado laboral en 2018 en las tres provincias.

“Mientras que hay una luz al final del túnel para estas provincias, tomará algo de tiempo para filtrarse a través del mercado laboral,” escribió TD Economists el martes en un reporte.