Es muy difícil hacer amigos en la web,  principalmente porque en ella muchas veces nos interesamos por gente que está demasiado lejos como para entablar una relación personal convencional, pero  a pesar de esto hay bastantes anécdotas de gente que se conoció por la web y a partir de ello llegaron a ser grandes amigos,  o inclusive algo más.

Pero lo ideal sería que tengamos una estrategia para poder formar una amistad sin que esta sea forzada, que sea resultado de la simple interacción entre ambos sujetos, el problema más difícil de superar es la impersonalidad de las redes, que a pesar de tener múltiples formas de expresión no superan las interacciones cara a cara, pero no hay que ser tan cerrados,  muchas veces dos personas que conviven juntas no cruzan ni una sola palabra y la distancia entre ellas es mucho mayor.

Hay cosas importantes que se deben considerar a la hora de tratar de conocer personas por internet, una de ellas es mantener  siempre el respeto ya que en sí misma la relación es mucho más fácil de romperse por el tema de la distancia, otra es la continuidad, muchas veces tenemos grandes conversaciones en línea que simplemente duran un día o mas y después todo se va diluyendo y al final el contacto se pierde, por lo tanto es importantísimo lograr que haya nuevas conversaciones entre los sujetos para que así la amistad o cualquier tipo de relación pueda desarrollarse.

Una manera de hacer que la relación progrese es tratando de ser creativo  durante las conversaciones, haciendo comentarios graciosos o ingeniosos,  o intentan todo implementar prácticas para conocer al otro como jugar a verdad o reto, son pequeñas cosas que ayudan a construir una amistad que quizá incluso pueda llegar a ser más fuerte que las que se entablan  con gente de nuestro entorno más próximo.

Lo más importante pero es que la relación que construyas con quienes estas conectados sea lo más natural posible, porque no estás obligado a tener amigos, la idea de tenerlos es poder compartir ideas y momentos con otras personas sin ningún tipo de estrés o de presión, aunque a veces  solemos tomar las relaciones muy en serio, y no es que cuando se disfrute de la amistad no se la tome en serio pero si es  cierto que muchas veces somos amigos solo en un determinado momento y ese momento es el que importa en la amistad no los demás.