Mosaico PIERDEKOR es un producto hecho de mármoles de todo el mundo, que son seleccionados especialmente para conseguir los mejores mosaicos, se utilizan más de 70 mármoles para lograr conseguir matices, armonías y contrastes insuperables, otra de las características de este mosaico, es el diseño único de las cenefas y fondos, la artesanía de la casa de Estambul, donde los talleres se encuentran en Anatolia, exige técnicas de montaje perfectos, en la mayor expresión tradición oriental.

La profesionalidad del corte de las piedras es tan buena, que las piezas de 1×1 mm., se constituyen como cenefas (arte inspirado en la riqueza oriental), que da como producto final, un micro mosaico, hasta el momento inigualable en el mundo.

Los fondos o bases contienen piezas de 1×1, 1,5×1, 5, 5×5 cm. y los “patterns” (montaje de piezas de distintas medidas y colores para formar un diseño) se adhieren en una malla de fibra de vidrio de aprox. 30×30 cm.

El montaje está estructurado de manera que las mallas de 30×30 cm. estén siempre juntas para formar 1 sola pieza.

Las cenefas contienen diferentes tamaños que cambia según su diseño, que también están encima de una malla, de forma que estén perfectamente unidas y traen sus piezas de ángulo y tacos.

Toda la variedad de productos está disponible en pulido (brillante) y envejecido (mate), pero el arte de este mosaico se distingue por su acabado envejecido, lo que además es parte de la tendencia actual.

El colocado, es idéntico a la de una baldosa tradicional, el mosaico se adapta perfectamente el relieve del soporte, lo que es una ventaja decorativa valiosa. Su mantenimiento es parecido al del mármol.

PIERDEKOR tiene un stock de más de 80 variedades, que se entregan en 8 días, sea la cantidad que se requiera. Sus principales clientes son: tienda de mosaicos, los profesionales en el acabado del baño y de la cocina, los decoradores de interiores y arquitectos.

Todos los productos se encuentran muy bien embalados en cajas y protegidos con poli estireno, cada mosaico viene separado por un film. Los cartones se colocan en cajas de madera para su posterior traslado, estando muy bien protegidos.