placas fibrocemento

A veces prestamos poca atención a los materiales que han sido utilizados en la construcción de casas y edificios, y es que una vez erguidos y probados en cuanto a su estabilidad y seguridad, lo que queda es ocuparlos para los objetivos que originaron su proyecto y ejecución. Por su parte, las placas fibrocemento fueron usadas durante varios años y en muchos tipos de estructuras.

Pero cuando el amianto era incorporado a la mezcla de cemento o a los componentes con los que se realizaban las placas, no se tenía en consideración el efecto dañino que podía causar su descomposición o deterioro para el ser humano. Lamentablemente, puede llevar al ambiente micro partículas que afectan el sistema respiratorio humano.

Aunque no se trata de alejarse de los edificios construidos con el mencionado material, es necesario tomar precauciones necesarias para que aquellos que habiten las zonas aledañas no sean afectados por la manipulación del mismo, a consecuencia de trabajos de reformas, demolición u otro proceso que implique la separación de las estructuras que contienen amianto.

Si hay algún proyecto relacionado a lo anterior, lo ideal es consultar con un equipo de expertos en el tratamiento de fibrocemento y seguidamente los costes relacionados a controlar su dispersión en el ambiente, una vez haya iniciado el trabajo requerido en la edificación.

No se trata solo de saber qué partes del edificio contienen el material, además es importante contratar al personal especializado en su remoción y almacenamiento para llevarlo lejos del recinto o de las zonas vecinas, de esa manera cuidamos nuestra salud y la de los demás.

Hoy por hoy, ya no se construyen con materiales que incluyan el amianto como componente fundamental, pues ya se conocen los efectos que el paso del tiempo o su manipulación producen en los seres humanos. Lo que resta es estar prevenidos en cuanto a todas aquellas edificaciones que nos rodeen y que ya lo contengan.

Por lo general, la mayoría de las que fueron construidas antes del 2002, fueron levantadas sobre materiales como el que hemos descrito, la mayoría de las veces la suspensión de estas partículas en el aire no produce efectos inmediatos, pero se ha comprobado que con el tiempo el sistema respiratorio se ve seriamente comprometido.