mar. Jul 16th, 2019

Formación seguridad alimentaria, factor clave para garantizar la calidad de los alimentos

Si va a incursionar en el sector alimenticio, debe tener en consideración la formación seguridad alimentaria, esto es primordial para garantizar la vida útil del sustento que llega a los consumidores. En los últimos años se ha visto un incremento en el conocimiento de todas estas normas en el área industrial, sin embargo, en el doméstico, aún sigue existiendo algo de desconocimiento o falta de sentido común por parte de ciertos grupos de la población.

Es esencial conocer la trayectoria de los alimentos que consumimos desde su origen, quizás si se observa la cadena de distribución con todos los entes involucrados, podrá entender o asimilar la importancia de la formación en este rubro.

La inocuidad, como atributo fundamental de la calidad se genera desde la producción primaria, es decir, en la finca y se transfiere a otras fases de la cadena como el procesamiento, el empaque, el transporte, la comercialización, la preparación del producto y el consumo. Ahora bien, los transportadores de alimentos tienen la responsabilidad de seguir las directrices que dictan los entes gubernamentales para conservar las condiciones establecidas, mientras estos estén en su poder, con destino al comercializador.

El comercializador, debe preservar las condiciones durante el almacenamiento y distribución, además de aplicar, para algunos casos, las técnicas necesarias y reglas establecidas para la preparación de los mismos. Por otro lado, los consumidores tienen como responsabilidad velar porque su preservación, reserva y elaboración sean idóneas para que el alimento adquirido no sea perjudicial.

formación seguridad alimentaria

La existencia de enfermedades por transmisión alimentaria, sigue siendo un problema de salud significativo, tanto en los países desarrollados como los que están en vías de serlo. Cada año mueren, según estudios realizados, millón y medio de personas como consecuencia de diarreas y más de doscientas afecciones conocidas, se transfieren a través de lo que se consume.

La causa de esto puede atribuirse, en la mayoría de los casos, a la ingesta de agua o productos contaminados causando salmonelosis, cólera, entre otras. Esto debe alertar a la población y tomar medidas estrictas para mejorar cada vez más las normas de higiene y continuar con la formación en materia de seguridad alimentaria.