Las herramientas de mercadeo que se usan, con el fin de lograr posicionar la imagen de la marca o producto de cualquier compañía en el recuerdo de  los consumidores, sigue hoy día apostando por ofrecer a clientes tanto cautivos como potenciales, esos obsequios promocionales que perduran en el tiempo y que establecen una conexión a corto, mediano e incluso a largo plazo entre la marca y el público.

Y es que es una jugada de publicidad que nunca será recibida con desagrado por parte del público, es el poder recibir regalos de empresa ya sea en una feria, evento privado, promoción puerta a puerta o un presente como motivo de celebración de fiestas navideñas. Sin duda, se trata de una estrategia concebida por los especialistas del marketing que ha dado a través de los años excelentes resultados.

Este tipo de artículos como bolsas, bolígrafos, fundas para dispositivos móviles, tazas, lanyard, e incluso hasta mochilas, todos con el logo o el slogan de la marca de la empresa que realiza las regalías, tiene la importante ventaja de ser de un bajo coste, mientras genera un rendimiento invalorable para la campaña de promoción bajo esta estrategia.

Y aunque generalmente este tipo de técnica de marketing va acompañada de otros recursos indispensables para que el plan publicitario se lleve a cabo con objetivos precisos, no es de extrañar ver que en muchos casos estas promociones se realizan en solitario con un efecto a  corto plazo.

En tal sentido, aunque las estrategias de marketing modernas como las enfocadas en el área digital, posicionamiento SEO, campañas en redes sociales y establecimientos de planes que involucran creación de plataformas en internet, el uso de entrega de regalos de empresas siempre seguirá siendo una ficha efectiva para el impulso de productos y marcas entre los consumidores del mercado global.