Como ya sabes no pagar un préstamo puede tener graves consecuencias pero no todos los contratiempos de no cumplir con los pagos acordados son igual de graves. Aquí te detallamos todas la posibles consecuencias para que lo tengas en cuenta. Pues bien, en el caso, más grave sin lugar a dudas, que este impago afecte a las cuotas de la hipoteca has de saber que tendrás que abonar a la entidad con la que tienes dicha hipoteca los llamados intereses de demora. Este tipo de sanción conlleva unos intereses mucho más altos que los ordinarios y podrás calcularlo según lo que se haya estipulado en tu préstamo.

Por si todo esto fuera poco, en la misma línea, cabe decir que los bancos en cuestión podrán cobrarse en cualquier momento una comisión por reclamación de cuotas impagadas. El importe de este tipo de cuotas está recogido en el propio contrato. Además los préstamos suelen presentar un tipo de cuota en el que a modo de cláusula se permite dar por vencido de manera anticipada el préstamo si se dejan de pagar una o varias cuotas.

images (1)

En esos caso lo que se puede hacer pasa por la reclamación tanto por la vía judicial como extrajudicial al prestatario el montante al que ascienda el capital no amortizado del préstamo así como los intereses ordinarios y de demora devengados hasta ese instante.

Por lo general si solo hay un impago lo normal es que la entidad no proceda al embargo pero estaría ya en el derecho de hacerlo. No obstante, lo más habitual, como decimos, pasa porque esto se acabe ejecutando después de varios meses seguidos de impagos. En estos casos hay que hablar de inmediato con la entidad con la que se ha contraído el préstamo para ver una posible solución a esa situación como los préstamos personales rápidos.