La residencia universitaria es un lugar creado para el estudiante con la finalidad de facilitar el estudio de la carrera deseada en el lugar deseado, siempre brindando la tranquilidad, comodidad y a su vez sociabilidad con otros estudiantes que se alojan en la misma residencia. Es por este motivo que resulta importante conocer una serie de normas internas que se deben cumplir estrictamente para evitar problemas dentro de la misma residencia universitaria.

En las residencias estudiantiles en Barcelona no está permitido la realización de fiestas de ningún tipo, con la intención de evitar molestar a otros estudiantes que precisen estudiar o descansar. Tampoco está permitido acudir a la residencia con animales o mascotas, ya que pueden ocasionar molestias o ruidos. Las novatadas o conductas que puedan humillar, ridiculizar y demás a compañeros nuevos están prohibidas.

Ni que decir cabe que el consumo de bebidas alcohólicas u otro tipo de sustancias toxicas están terminantemente prohibidas dentro de la residencia universitaria. Con el fin de garantizar gozar y disfrutar de un espacio limpio, agradable y cómodo para todos, es importante respectar y cuidar todo el mobiliario e instalaciones de la residencia universitaria, tanto en las zonas comunes como en la propia habitación (lo que implica no escribir en puertas o paredes, no pegar pegatinas, etc.)

2013-06-24 11 18 37

El mobiliario de la residencia no podrá moverse, cambiar o desplazarse de lugar. El silencio debe reinar en la residencia a partir de la hora que fije cada residencia para que todos los estudiantes puedan descansar adecuadamente.  Todos los desperfectos o daños que hayan sido causados por parte del estudiante serán cargados en su cuenta. Ningún no residente podrá estar en la residencia universitaria, y en el caso de que vayan acompañados de algún residente, éste se hará responsable de los posibles daños, anomalías o desperfectos que pudieran ocurrir por sus visitas.