Un instante de inspiración puede llegar a traducirse en tinta sobre un papel. Lo que nace como una pequeña idea, se transformaran en cientos de palabras, las cuales comunicaran desde un simple relato hasta una gran historia. Significa el sacrificio de incontables horas, dedicas a plasmar emociones, sentimientos, experiencias, imaginación o conocimientos a través de la escritura.

Todo aquel que recorre el maravilloso mundo de las letras, reconoce que el esfuerzo de escribir genera grandes satisfacciones, más aún si el compendio escrito llega a cientos, miles o millones de lectores. Más allá de lograr un éxito comercial y de convertir la pasión de la pluma y el papel en una actividad que genere ganancias, la verdadera compensación viene del orgullo que nace de la certeza de que la obra es disfrutada por muchos otros semejantes.

Sin embargo, cientos de libros no llegan publicarse nunca. Viven confinados en el ostracismo de un rincón cualquiera, condenados al olvido. Y la razón del destierro de muchas obras es la incapacidad de ver la luz de potenciales lectores, por las infranqueables barreras que representan la publicación de un escrito.

El tránsito desde el pensamiento materializado en un libro, hasta la mesa de noche de cualquier lector ya no está sujeto a los estrictos códigos de las habituales casas editoriales. La solución se encuentra en la autoedición, la cual se abre a pasos acelerados como la alternativa ideal para dar a conocer cualquier obra literaria.

Aunque no es un fenómeno relativamente nuevo, puesto que desde siempre distintos autores han tomado las riendas de su libro desde su impresión o publicación, la llegada de nuevas tecnologías lo ha convertido en una opción que gana cada día más adeptos.

Su principal característica consiste en la libertad absoluta que tiene el autor de su creación, sin las ataduras típicas de las casas editoriales. El escritor participa activamente en aspectos como maquetación, ilustración o portada, e incluso promoción y distribución. Ha saltado del mundo físico a la digital, con los cada vez más populares “ebook”.

Dada su creciente popularidad, su facilidad de distribución y comercialización, las editoriales tradicionales se han unido a los profesionales expertos en esta área, adaptando sus modelos de negocio, por lo cual la oferta de este servicio sigue en aumento.

Ahora bien, surgen nuevas dudas relacionadas a cuál debe ser la mejor alternativa a elegir. ¿Público en formato físico o digital? ¿Encargar el proceso totalmente o lo confío en una empresa? A continuación, te daremos las principales claves que se deben considerar para lograr el éxito con la autoedición.

  1. Define ante todo y sobre todo tu propósito

El impulso de escribir por lo general no responde a una razón específica. La mezcla de motivación e inspiración, es la chispa que enciende la pradera creativa e impulsa al escritor a derramar sus ideas en palabras. No obstante, el origen de un ejemplar literario puede estar impulsado por el simple deseo de expresar nuestras ideas o emociones.

Si el fin de elaborar un libro es para distribuirlo entre un circulo pequeño de lectores, tales como familiares o amigos, quizás puedes autopublicar “ejemplares domésticos”, es decir sin recurrir a grandes inversiones de maquetación, ilustración o impresión.

En cambio, si en realidad el deseo de escribir se fundamenta en brindar tus conceptos literarios a todos aquellos interesados en disfrutar de una buena lectura, sin importar distancias o fronteras, es momento de pensar a lo grande. Un tiraje de cientos de libros requiere el apoyo profesional o el acompañamiento en sus distintas fases de comercialización. Dependiendo de la magnitud del proyecto que se desee enfrentar lo ideal es elegir empresas especializadas en autoedición.

  1. Alinéate a comunidades de autoedición

Existen verdaderas redes digitales de apoyo e intercambio de información acerca de la autoedición. Escritores y lectores conviven diariamente en estas comunidades digitales. Unirse de forma activa a estos espacios representa una excelente oportunidad de compartir las experiencias de aquellos que confían en la edición y publicación autogestionada. Nunca está de más dar un repaso a estas comunidades y leer acerca de experiencias de terceros para terminar de decidir el camino de nuestra aventura editorial.

  1. Buscar la seguridad y confianza

Si la decisión se centra en solicitar ayuda de profesionales de autoedición, es recomendable realizar un examen exhaustivo acerca de su posición y relevancia en este mercado. Asimismo, las reglas de negocio deben ser claras sin ocultamientos de ningún tipo.

Observar con detenimiento las condiciones del servicio ofrecido. Debe contener un contrato en donde se especifiquen al menos tres condiciones:

  • Características técnicas de la obra ya sea en físico o digital. Desde el tamaño de las letras, diagramación o color debe ser expresado claramente.
  • Manifestar sin lugar a duda que todos los derechos de la obra le pertenecen a su autor.
  • Compromisos de distribución, plazos de venta, pago por regalía entre otros.
  1. Decide si será digital o físico

Las alternativas parecen simples: eBook o formato tradicional, o ambas, ¿por qué no? Sin duda que cada una de estas publicaciones tiene su encanto y por supuesto, su nicho preferido de clientes. Lo fundamental es la plataforma de marketing en que se desea trabajar. El ebook o libro digital, ha logrado un impulso importante debido al avance de las distintas tecnologías. Sin embargo, el encanto del libro, con sus portadas, ilustraciones y hojas sigue atrayendo al público, y por más que pasan los años no decrece su ritmo de ventas.

  1. Escoge solo al mejor

Ya la autopublicación / autoedición no es un tabú, ni representa una opción solo dirigida a los más novatos. Escritores de fama mundial, tal como el carioca Paulo Coelho, han confiado en importantes empresas de autoedición, con catálogos que superan actualmente los seis mil títulos, para la gestión de sus obras en territorio español.

No existe lugar a dudas, si grandes escritores depositan la esperanza del triunfo de sus creaciones en editoriales de autoedición es sin duda por el servicio de valor añadido que estas aportan como lo es ofrecer distribución física librerías, así como en las principales plataformas de ventas online tales como Amazom, Cortes Ingles o Apple entre otros. De igual forma no es nada desdeñable la promoción que estas pueden llegar a realizar a un coste muy competitivo para terminar de animar a autores nóveles o con poca experiencia en este maravilloso mundo de las letras.